Abengoa gana 5.561 millones tras cancelar su pasivo

Gonzalo Urquijo, presidente de Abengoa.Foto: P. Moreno.EXPANSION

 

Abengoa logra unas ganancias de 5.561 millones entre enero y marzo debido principalmente al beneficio no recurrente de 5.814 millones de euros derivado de su reestructuración financiera.

 

La empresa que preside Gonzalo Urquijo desglosa el beneficio no recurrente de 5.814 millones de euros recogida en su cuenta de resultados tras su reestructuración financiera de la siguiente manera: 8.461 millones proceden de la cancelación de pasivos financieros, a los que habría que restar tres partidas, el alta de nueva deuda refinanciada por 1.943 millones, el efecto impositivo de 566 millones y 138 millones adicionales de comisiones y otros gastos.

 

La empresa indica que este beneficio de carácter no recurrente se ha calculado teniendo en cuenta la fecha efectiva del Contrato de Reestructuración, el 31 de marzo de 2017.

 

Además, Abengoa asegura a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que "este resultado positivo proveniente de la quita de deuda y las ampliaciones de capital previstas en el Contrato de Reestructuración, compensan en gran medida las pérdidas reconocidas al cierre del ejercicio 2016 y ha permitido reestablecer el equilibrio patrimonial en Abengoa".

 

Abengoa, que aplica soluciones tecnológicas innovadoras para el desarrollo sostenible en los sectores de energía y medioambiente, redujo un 21% sus ventas en el trimestre, hasta los 336 millones de euros. Esta merma se explica fundamentalmente por la situación del grupo durante los tres primeros meses del ejercicio producida por la "fuerte" limitación de recursos financieros a la que lleva sujeto durante más de año y medio.

 

Su resultado bruto de explotación (ebitda) registró pérdidas de 24 millones, frente a los 28 millones que ganó un año antes, debido a la situación del grupo en el primer trimestre, que ha supuesto la ralentización en el desarrollo de proyectos EPC, unido al incremento en los gastos por servicios de profesionales independientes por los asesores participantes en el proceso de reestructuración. Esta situación ha afectado "significativamente", según la firma sevillana, a la evolución del negocio operativo tras la ralentización en el desarrollo de proyectos EPC fundamentalmente en las zonas geográficas de Norteamérica, Sudamérica y Sudáfrica.

 

La compañía sevillana indica que tanto sus ventas como su ebitda excluyen en impacto de la actividad de bioenergía y de las concesiones de las líneas de transmisión de Brasil, que se presentan como resultados procedentes de operaciones discontinuadas.

 

Durante este trimestre, Abengoa ha incurrido en gastos relacionados con el proceso de reestructuración financiera de, entre otros, servicios profesionales independientes por importe de 52 millones de euros. Excluyendo estos gastos no recurrentes, el ebitda habría aumentado hasta 28 millones de euros, en línea con el del mismo periodo de 2016.

 

Reduce su deuda a menos de la mitad
La reestructuración financiera llevada a cabo por Abengoa y completada el pasado mes de marzo, ha supuesto una reducción de su endeudamiento financiero bruto consolidado, que ha pasado de 12.258 millones de euros a cierre del ejercicio 2016, hasta 5.734 millones a 31 de marzo. Además, de estos 5.734 millones de pasivo, 2.257 millones de euros corresponden a deuda de sociedades clasificadas como mantenidas para la venta.

 

Su cartera de ingeniería y construcción asciende a unos 2.400 millones a finales de marzo, tras la contratación de nuevos proyectos por valor aproximado de 200 millones de euros en Chile, Argentina, Reino Unido y Bélgica, entre otros.

 

Fuente: Expansión - POR M.L. VERBO

Dirección: http://www.expansion.com/empresas/energia/2017/05/12/5915504ee5fdea994b8b45d1.html 

Please reload